Greenpeace pide prohibir la venta de alcohol para evitar el deshielo.

Siempre que bebemos alcohol utilizamos hielos para refrescar nuestra bebida, y ese hielo viene directamente del ártico. Dado el incremento de consumo de alcohol, estamos gastando más hielo del que se produce en los polos, y esto está generando el deshielo.


¿Por qué es un problema?

El hielo del Ártico ejerce de refrigerador global, reflejando el calor solar hacia el espacio y manteniendo fresco el planeta. Pese a que lo que sucede en el Ártico repercute en toda la Tierra, este espacio es uno de los más desprotegidos y está abierto a múltiples amenazas.

Tres cuartas partes de la capa de hielo flotante del Ártico han desaparecido en los últimos 30 años. La destrucción de su hielo hace del océano Ártico un lugar mucho más navegable y lo expone a la pesca masiva y la extracción de petróleo, gas y minerales. Estas circunstancias generan gran variedad de choque de intereses, algunos tan graves como posibles conflictos bélicos.

Además de los cambios locales que impactarán directamente sobre la biodiversidad del Ártico y sus medios de vida, habrá cambios “remotos” que afectarán a distintas partes del planeta, como España, donde nuestros hábitats naturales se verán afectados por el aumento de las temperaturas.

¡COMPARTID EL ARTÍCULO PARA QUE SIGAMOS CRECIENDO!

No olvides entrar cada día. Cada día publicamos lo mejor de la actualidad científica.

Síguenos en redes:

twitter.com/hoy_ciencia 

instagram.com/hoyciencia

facebook.com/hoyciencia

Nos vemos en el siguiente post, Saludos.

Comentarios